Al hablar de inclusión se habla de tolerancia, respeto y solidaridad, pero sobre todo, de aceptación de las personas, independientemente de sus condiciones. Sin hacer diferencias, sin sobreproteger ni rechazar al otro por sus características, necesidades, intereses y potencialidades, y mucho menos, por sus limitaciones.

Esas son unas de las premisas trabajadas en el taller realizado hoy por el equipo de la Unidad de Inclusión con 30 estudiantes de la carrera de Técnico Universitario en Educación de Párvulo de la sede Talcahuano, quienes vivieron el taller “Construyendo una cultura más inclusiva”